Hace 2 meses | Por Pixmac a laopinioncoruna.es
Publicado hace 2 meses por Pixmac a laopinioncoruna.es

Los hechos constituyen un presunto delito contra los derechos y deberes familiares –está tipificado en el artículo 224 del Código Penal–. La acusada es una mujer joven que presuntamente convenció a una niña menor de 13 años para que se marchara de la casa familiar, en Valdeorras, y se fuera a vivir a Huelva con la encausada. La menor llegó a emprender el viaje. La Guardia Civil la localizó en la provincia de Salamanca, cuando viajaba en un taxi cuyo destino era Andalucía.

Comentarios

a

Lo que no dice la noticia es que la adolescente tenía una situación familiar horrible.

D

#1 No dice eso en esta otra noticia:

Vivía con su padre y su hermana sin conflictos aparentes.

https://www.laregion.es/articulo/ourense/nina-ourense-es-captada-instagram-abandonar-padres/202306152213001227367.html

a

#2 Lo que yo he dicho. La noticia no dice que la adolescente tenía una situación familiar horrible. Es más, ese otro enlace que me mandas incluso afirma que, preguntándole al padre éste dice que no tenía ningún conflicto. Óbviamente la explicación de la menor no aparece por ningún sitio y aquí estamos tú y yo (como el conjunto de la sociedad, incluida desgraciadamente, la bienintencionada mujer de Huelva) sin escuchar a los menores y tratándoles como mercancía.

Ya que hemos llegado a la autodeterminación del género, no estaría de más plantearse la autodeterminación de familia. De forma acompañada, por supuesto. Porque las familias son lugares blindados que, a no ser que haya algún docente que se esfuerce al ver de casualidad alguna anomalía, es muy difícil para los servicios sociales actuar, porque ni siquiera pueden saber lo que pasa.

Y, aunque Instagram es una empresa que lo único que quiere es ganar dinero, no es aquí la culpable única tal como lo plantean estas noticias.