Publicado hace 1 mes por Charles_Dexter_Ward a blog.biblioteca.unizar.es

Bajo el seudónimo de Doctor Bacteria, y cuando estaba a punto de abandonar Zaragoza para tomar posesión de su cátedra en Valencia, Santiago Ramón y Cajal sorprendía a los lectores de la revista La Clínica con la publicación de una serie de artículos de divulgación que llamó Las Maravillas de la Histología. Era el año 1883 y vivía, con un entusiasmo que no se le pasó nunca, los hallazgos que le proporcionaba el microscopio que se había comprado con los ahorros de su estancia en Cuba

Comentarios

skaworld

Emmmm se non e vero... e ben trovato

juliusK

#1 el txiste se me habia ocurrido pero al ver tu foto he tenido que buscar si Ibáñez se había inspirado, aunque fuese remotamente, en D. SANTIAGO (nótense las mayúsculas). Afortunadamente parece que no fue así... el más grande científico de la historia de España y uno de los más grandes de la historia de la humanidad. Además de excelente persona y ameno escritor. Un español, científico, ateo, masón y republicano, un español de bien.

malajaita

#2 Y uno de ellos además era gais, lo que no me acuerdo es si lo era Ramón o Cajal.