Hace 26 días | Por Delaɾy a eldiario.es
Publicado hace 26 días por Delaɾy a eldiario.es

Negar la existencia de un delito fiscal de su novio. Acusar a la Agencia Tributaria de realizar una inspección fiscal “salvaje” a Alberto González Amador. Denunciar una conspiración de los fiscales a las órdenes de Moncloa. Difamar a los periodistas de elDiario.es y El País que intentaban confirmar la existencia de obras no autorizadas en el piso que ambos comparten. La megapresidenta de Madrid hizo todas estas afirmaciones cuando ya tenía que saber que su novio había reconocido a través de su abogado en febrero la existencia de dos delitos

Comentarios

hormiga_cartonera

Lo bueno es que ya está fuera como Ábalos desde el día uno, no? No?

Por mentir y por estar viviendo en un ático de un defraudador cuando ella está dando contratos a Quirón, para cuya empresa, dicho defraudador, es intermediario.

Desideratum

Lo que es delirantemente cómico son los retorcidos caminos que han de recorrer las surrealistas explicaciones de sus votantes de por qué una delincuente profesional con nulos escrúpulos y empatía, como lo demuestran las 7291 muertes de ancianos que recaen sobre sus espaldas, ha de seguir desgobernando una de las comunidades más emblemáticas del país.

a

Que dice mi jefa que ella solo se dedica a exterminar ancianos, que esto es cosa del Borracho, que en cuanto a su novio a ella con que le empotre bien le vale