Hace 10 meses | Por motoresrasgados a publico.es
Publicado hace 10 meses por motoresrasgados a publico.es

Las redes de evasión no solo ayudaron a republicanos y guerrilleros antifranquistas, sino también a judíos que huían del nazismo. Esta es la historia de las fugas a través de la 'raia seca'.

Comentarios

l

La solidaridad de las mujeres con los maquis
Dionísio Pereira concede una gran importancia a la ayuda de los taxistas y, sobre todo, de las mujeres, quienes no solo amparaban a los fugados, sino que también los conducían durante decenas de kilómetros hasta Vila Nova de Gaia, separada de Oporto por el río Duero, donde Maria Cándida Teixeira Leite poseía un piso que acogía a los guerrilleros mientras esperaban embarcar hacia América. Su valioso papel es reconocido en un capítulo del libro Federación de Guerrillas de León-Galicia (Positivas), en el que además cita a Olimpia Pires, Ana do Rio o Maria Amélia.


Gracias a ellas y a todos los que echaron una mano a los que luchaban contra la dictadura franquista.

Kantinero

Todavía recuerdo a mi abuelo contando historias de los maquis por los montes de O Bolo

D

eres un matón? en lo físico y en lo virtual? o solo en uno de ellos?

D

que cansinos con la guerra civil los boomers estos!

D

#2 deja de hacerte clones, da de baja todos los que tengas despues, y usa tu tiempo en algo que te agrade.