Hace 5 meses | Por esbrutafio a elcorreo.com
Publicado hace 5 meses por esbrutafio a elcorreo.com

El Gran Duque de Alba (1531-1582), o el rey Enrique IV de Francia (1553-1610), terminaron sus días siendo amamantados cuando no eran capaces de alimentarse de otra manera. Si se entendía que la leche materna era buena para los niños, ¿por qué no iba a serlo para los ancianos?

e

"El flujo de jóvenes pasiegas que partían en carretas, acompañadas por un perrito al que daban de mamar para que no se les cortara la leche, duró hasta principios del siglo XX"
Se cuentan historias de nodrizas a las que se les murió el perrito durante el viaje y tenían que pedir el favor a caballeros, para que no se les cortase la leche.

"Pero no bastaba con ser pasiega, o cántabra, para ser nombrada nodriza. Y menos aún para serlo en la familia real. Tenían que tener entre 19 y 26 años, estar criando a su segundo o tercer hijo (y desde hace menos de tres meses). Tenían que estar vacunadas y no podían haber criado a hijos ajenos. Todos estos requisitos, junto a otros, como no padecer o haber padecido enfermedades en la piel (ella y su marido), eran revisados por el médico de la corte. También se tenía en cuenta la buena conducta moral (certificado que expedía el cura del pueblo), la complexión robusta y que su marido se dedicara a las labores del campo.

Entre los árabes, la relación sexual entre "hermanos de leche" se considera incestuosa.

Relacionada: Una mujer confiesa que amamanta a su marido desde hace años

Hace 5 meses | Por Yorga77 a elespanol.com

anv

#1 pobre perrito que accidentalmente tropezó con la punta de un cuchillo.

anv

Al menos morían felices los viejitos.