Hace 6 meses | Por Ratoncolorao a elconfidencial.com
Publicado hace 6 meses por Ratoncolorao a elconfidencial.com

El paraíso natural, diseñado para el descanso de las grandes rentas europeas, se ha convertido en un espacio masificado de chanclas, toallas y 'after sun'. No importa que el destino ya no esté de moda, ni siquiera que se estén muriendo los peces del Mar Menor: La Manga siempre está llena en verano.El plan contaba con total apoyo del franquismo. Como Benidorm o Marbella, La Manga nació para sanear las cuentas de Franco: "A comienzos de los 60 es cuando los tecnócratas acceden al Gobierno y se empeñan en equilibrar la balanza de pagos,"

Comentarios

Gandark_S1rk

como toda murcia: una mierda

M

#4 te corrijo:

una mierda sueca

Elfoan

#4 Es un insulto gratuito e inmerecido. A pesar de la política Murcia es variada y bella. Seguro que, en tu tierra, todo el mundo, incluidos los políticos, superhonrados, inteligentes y guapos y no hay ni corrupción ni manipulación.

Gandark_S1rk

#9 da gracias a que es escrito, por que te debes estar descojonando de la risa escribiendo eso.

founds

#4 podría ser peor, podría ser Madrid

gale

Menudo destrozo llenar la Manga de edificios.

janatxan

Un paraíso que se tornará en un infierno climático en pocos años. Los mas avispados ya estarán poniendo a la venta las propiedades.

A

#2 y cuando suceda, los afectados pedirán indemnizaciones y compensaciones al estado. Y como los dueños serán gente afín, no dudes que les compensarán hasta el último céntimo.

c

No sé si son más horribles las imágenes actuales o las que salen del NO-DO.... y es que servidor, cuando ve o va a una playa y no ve un puto pino donde cobijarte del sol y tumbarte a la bartola huye de allí como Piolín del Fairy.

Pilar_F.C.

Pero seguimos haciendo lo mismo,

tsumy

'A resultas, en torno a 240 edificaciones de La Manga son consideradas ilegales por estar dentro de la playa'. Y peor el dedicar todo lo no urbanizado a regadio

Que avisen cuando hagan limpieza. Mientras que disfruten de esa charca, que de mí no han de sacar un euro